PERSONAL SHOPPERS
INMOBILIARIOS

Trabajamos a medida por y para ti, velando por tus intereses y buscando las inversiones que se ajusten  a tu objetivo inmobiliario y de rentabilidad.  Te acompañamos de principio a fin en todo el proceso.   

¿Cómo lo hacemos?

BÚSQUEDA DE OPORTUNIDADES

Después de determinar cuáles son las necesidades de inversión o venta inmobiliaria de nuestro cliente, realizamos una investigación y buscamos las mejores oportunidades de compraventa. Posteriormente efectuamos una primera selección, asegurándonos que ésta se ajusta al objetivo establecido.

NEGOCIACIÓN

Nuestra experiencia negociadora nos permite obtener el mejor precio de compraventa y cerrar la mejor opción de inversión para nuestros clientes.

¿En qué nos diferenciamos?

Como personal shoppers inmobiliarios trabajamos a medida, buscando las inversiones que se ajusten a los objetivos de nuestro cliente, negociando por él y acompañándole en todo el proceso de compraventa.

Conocemos el mercado inmobiliario a la perfección y añadimos claridad a todo este proceso. 

Ayudamos a nuestros clientes a gestionar y a llevar a cabo todos los servicios adicionales que se necesiten realizar después de la adquisición o venta de un inmueble.   Le asistimos en todo lo que sea necesario para facilitar la puesta en marcha de su negocio o para conseguir que el  establecimiento en su nuevo hogar se realice de una forma segura y con confianza. 

Nuestro objetivo principal es el de satisfacer las necesidades inmobiliarias y de inversión de cada uno de nuestros clientes.

¿Qué ventaja tiene contratarnos?

Conseguimos  la mejor inversión. 

Te ahorramos tiempo y trabajo en la búsqueda y venta de activos inmobiliarios, en la negociación de la trasacción y en todos los procesos y papeleos posteriores necesarios. 

Logramos ahorrar entre un 5% y un 20% sobre los precios de venta inicial de los inmuebles y negociamos, para nuestros clientes, la mejor opción de compraventa. 

Trabajamos bajo petición y en exclusiva. 

¿Cómo trabajamos?

El objetivo de nuestra primera entrevista con el cliente es conocer cuáles son sus objetivos, necesidades y preferencias.   

1. Asesoramos sobre los costes relativos a la compraventa de un inmueble y la realidad del sector. Orientación profesional inmobiliaria.
2. Establecemos una hoja de ruta en la que se indica el objetivo de compraventa, basado en las características básicas y mínimas que éste debe tener: tipo, zona, tamaño, antiguedad, nivel de conservación, precio, rentabilidad de la inversión y otros.
3. Una vez establablecido el objetivo se presupuesta el coste del trabajo, que variará según la dificultad, tiempo invertido y servicios contratados.
4. Se firma del contrato de compromiso de colaboración entre ambas partes. En este contrato se definen los objetivos, las obligaciones, los plazos del servicio y los honorarios con sus formas de pago, entre otros.
5. En el mismo acto de la firma se abona parte del servicio con una provisión de fondos del 30% del total + IVA.
6. Búsqueda de inmuebles. Se usarán diferentes métodos de búsqueda y captación.
7. Análisis, investigación y selección de activos en base a los objetivos establecidos. Criba de inmuebles, selección de ofertas y evaluación global. Peritaje e investigación sobre cargas y costes.
8. Primera toma de contacto con el vendedor/comprador.
9. Desarrollo y envío de informe para el cliente.
10. Discusión sobre el informe y reconocimiento y análisis de las inversiones seleccionadas.
11. Trabajo sobre posibles objeciones del cliente, si las hubiese. Establecimiento de la estrategia de compraventa.
12. Se inicia proceso de negociación. Cierre de la trasacción.
13. Desarrollo de todo el proceso burocrático y fiscal.
14. Asistencia en los trámites posteriores a la compra: cambios de titularidad, acciones a resolver, entrega de documentos.
15. Efectuar, si se hubiese negociado, la asistencia y coordinación de otros servicios contratados; diseño y reforma, búsqueda de servicios adicionales y más.

¿Tienes dudas?

La principal diferencia entre un personal shopper inmobiliario y un agente inmobiliario, es que el primero no busca clientes para las propiedades que tiene captadas en su web inmobiliaria.  En Silk&Ebony trabajamos a medida, buscando y vendiendo inmuebles, adaptándonos a las características de nuestro cliente, negociando por él con la otra parte, y acompañándole en todo el proceso.   Optimizando al máximo la rentabilidad de su negocio.

Conocemos el mercado inmobiliario a la perfección y añadimos claridad a todo el proceso.  

Ayudamos a nuestros clientes a buscar y a coordinar otros servicios adicionales que puedan necesitar después de la adquisición o venta del inmueble.  En definitiva, todo lo que sea necesario para el facilitar la transacción de una forma segura y con confianza.  

Trabajamos en exclusividad para nuestro cliente.   Nuestro objetivo es satisfacer sus necesidades inmobiliarias y de rentabilidad.  

En Silk&Ebony trabajamos por y para ti, para ahorrarte tiempo y esfuerzo, especialmente si no estás físicamente en el lugar en donde quieres vender, comprar o alquilar.   Te ayudamos a buscar y vender un inmueble y hasta gestionamos y tramitamos toda la información y documentación que necesites para efectuar esta transacción. 

Nuestra primera responsabilidad es la de proteger tu inversión o venta.

La segunda, identificar tus necesidades y orientarte en todos los aspectos relativos a la consecución de las metas establecidas:  inversión, rentabilidad, localización, ayudándote a entender que el objetivo debe ser real y posible.

Después de realizar una investigación inicial,  analizamos y determinamos, según los criterios establecidos, si ésta se ajusta a tu petición, asegurándonos que cubren las necesidades anterioemente determinadas. 

Te ahorramos trabajo y tiempo en la búsqueda de los activos necesarios para la consecución de tus objetivos, en el análisis de rentabilidad , en la gestión de citas, en la selección, la negociación y en todos los procesos y papeleos posteriores necesarios para el cierre de la operación. 

Podemos llegar a ahorrar al comprador entre un 5% y un 20%  y negociamos de la forma más eficiente la venta de tu inmueble optimizando al máximo tu ganancia. 

Trabajamos, bajo petición, en exclusiva para nuestro cliente. 

En lugar de recibir una comisión por la venta de la propiedad, el personal shopper inmobiliario cobra de su cliente, ya que trabaja en exclusiva para él garantizándole una mejor búsqueda y negociación.  

Nuestras tarifas no son fijas, y dependen del objetivo, el tipo de  búsqueda y los servicios extras a realizar.  

Nuestros honorarios suelen oscilar entre el 3% y el 7% del coste de la operación + IVA, obviamente dependiendo de los criterios establecidos y los servicios contratados.

La forma de pago establecida para este servicio es la siguiente:

1º.   30% del total a la firma del contrato de colaboración.

2º.  30% una vez cerrada la operación, durante el compromiso de reserva de la misma . 

3º.  Resto, en el mismo acto de escritura.

Si existiera la prestación de algún otro servicio adicional se establecerían los pagos y plazos en el contrato inicial.