PERSONAL SHOPPERS
INMOBILIARIOS

Trabajamos a medida por y para ti, velando por tus intereses y buscando las inversiones que se ajusten  a tu objetivo inmobiliario o de rentabilidad.  Te acompañamos de principio a fin en todo el proceso.  

¿Cómo lo hacemos?

INVESTIGACIÓN

Después de determinar cuáles son las necesidades de inversión o venta inmobiliaria, realizamos una investigación y búsqueda de las propiedades que se ajustan al objetivo establecido, analizándolas y efectuando una primera selección de inmuebles. Nos aseguramos, visitándolos y examinándolos, que se ajustan a la compra solicitada.

NEGOCIACIÓN

Una vez localizado el inmueble, negociamos el precio de venta, cerrando la mejor opción de inversión.

¿En qué nos diferenciamos?

Como personal shoppers inmobiliarios trabajamos a medida, buscando inmuebles que se ajusten a lo que el cliente necesita, negociando por él con la otra parte, y acompañándole en todo el proceso de compra.

Conocemos el mercado inmobiliario a la perfección y añadimos claridad al proceso de compra.

Ayudamos a nuestros clientes a buscar otros servicios adicionales que puedan necesitar después de la adquisición de la vivienda como colegios, médicos, reformistas, interioristas.  En definitiva, le asistimos en todo lo que sea necesario para el facilitarle el establecimiento en su nuevo hogar de una forma segura y de confianza.

Trabajamos para el comprador de la propiedad, normalmente en exclusiva. Nuestro objetivo es satisfacer las necesidades inmobiliarias del cliente.


Le ayudamos a encontrar una casa con un respaldo seguro.

¿Qué ventaja tiene contratarnos?

Le ahorramos trabajo y tiempo en la búsqueda y selección de inmuebles, en la gestión de las citas para visitarlos, en la negociación y en todos los procesos y papeleos posteriores necesarios para su adquisición.   Podemos llegar a ahorrarle entre un 5% y un 20% de los precios de salida de la vivienda.  

Trabajamos, bajo petición y en exclusiva, para nuestro cliente. 

¿Cómo trabajamos?

El objetivo de nuestra primera entrevista con el cliente es conocer cuáles son sus gustos, necesidades y preferencias.   

1. Asesoramos sobre los costes relativos a la compra de una vivienda y la realidad del sector. Orientación profesional inmobiliaria.
2. Establecemos una hoja de ruta en la que se indica el objetivo de compra, basado en las características que debe tener el inmueble que se quiere comprar: tipo, zona, tamaño, antiguedad, nivel de conservación, precio, servicios cercanos y otros.
3. Una vez establablecido el objetivo se presupuesta el coste del trabajo, que variará según la dificultad, tiempo invertido y servicios contratados.
4. Se firma del contrato de compromiso de colaboración entre ambas partes. En este contrato se definen los objetivos, las obligaciones, los plazos del servicio y los honorarios con sus formas de pago, entre otros.
5. En el mismo acto de la firma se abona parte del servicio con una provisión de fondos del 30% del total + IVA.
6. Búsqueda de inmuebles. Se usarán diferentes métodos de búsqueda y captación.
7. Análisis, investigación y selección de inmuebles en base a los objetivos establecidos. Criba de viviendas y visita por parte del asesor. Peritaje de los inmuebles seleeccionados, investigación sobre cargas y costes.
8. Primera toma de contacto con el vendedor sobre el precio de la vivienda.
9. Selección de inmuebles según lo establecido en el contrato. Desarrollo y envío de informe para el comprador.
10. Discusión sobre el informe y visita de los inmuebles seleccionados.
11. Trabajo sobre posibles objeciones del cliente, si las hubiese. Establecimiento de la estrategia de compra con el cliente.
12. Se inicia proceso de negociación con el vendedor. Finalización de la compra.
13. Desarrollo del todo el proceso burocrático: reserva, arras, escrituras, registro.
14. Asistencia en los trámites posteriores a la compra: cambios de titularidad, acciones a resolver, entrega de documentos.
15. Efectuar, si se hubiese negociado, la asistencia y coordinación de otros servicios contratados; diseño y reforma, búsqueda de servicios adicionales, colegios, médicos, y más.

¿Tienes dudas?

La principal diferencia entre un personal shopper inmobiliario y un agente inmobiliario, es que el primero no busca clientes para las propiedades que tiene captadas en su web inmobiliaria.  El agente inmobiliario personal trabaja a medida, buscando inmuebles que se ajusten a lo que el cliente necesita, negociando por él con la otra parte, y acompañándole en todo el proceso de compra.

Conoce el mercado inmobiliario a la perfección y añade claridad a todo el proceso.  

Ayuda a su cliente a buscar y coordinar otros servicios adicionales que se puedan necesitar después de la adquisición de la vivienda como pueden ser colegios, médicos, reformistas, interioristas.  En definitiva, todo lo que sea necesario para el facilitar el establecimiento en el nuevo hogar de una forma segura y de confianza.  

Trabaja para el comprador de la propiedad, normalmente en exclusiva.  Su objetivo es satisfacer las necesidades inmobiliarias de su cliente. Ayudarle a encontrar una casa con un respaldo seguro. 

Un personal shopper inmobiliario trabaja por y para ti, para ahorrarte tiempo y esfuerzo, especialmente si no estás físicamente en el lugar en donde quieres comprar o alquilar.  Desde buscarte un inmueble hasta gestionarte toda la información y documentación que necesites para efectuar la compra.

Su primera responsabilidad es la de proteger a una de las partes en la compraventa: el comprador.  La segunda, identificar las necesidades del comprador y orientarle en todos los aspectos relativos a la consecución del objetivo: inversión, rentabilidad, localización, ayudándole a entender que el objetivo debe ser real y posible.

Después de realizar una investigación inicial de las propiedades que se ajustan a lo que se está buscando, las analiza y determina, según los criterios establecidos, si se ajustan a la petición. Ejecuta una primera criba de inmuebles, visitándolos, y se asegura de que se cubren las necesidades de su cliente.  

Ahorramos al comprador mucho trabajo y tiempo en la búsqueda de inmuebles, en la gestión de las citas, en la selección, la negociación y en todos los procesos y papeleos posteriores necesarios para la adquisición. 

Podemos llegar a ahorrar al comprador entre un 5% y un 20% de los precios de salida de la vivienda.  Trabajamos, bajo petición, en exclusiva para nuestro cliente por un precio, que será presupuestado después de conocer y establecer los objetivos de nuestro contratador.

En lugar de recibir una comisión por la venta de la propiedad, el personal shopper inmobiliario cobra de su cliente, ya que trabaja en exclusiva para él garantizándole una mejor búsqueda y negociación.  

Nuestras tarifas no son fijas, y dependen del objetivo, el tipo de  búsqueda y los servicios extras a realizar.  

Las tarifas suelen oscilar entre el 3% y el 7% del precio del inmueble + IVA, obviamente dependiendo de los criterios establecidos y los servicios contratados.

La forma de pago establecida para este servicio es la siguiente:

1º.   30% del total a la firma del contrato de colaboración.

2º.  30% una vez seleccionada la vivienda y cerrado el trato con el vendedor, durante la firma del contrato de arras.

3º.  Resto, en el mismo acto de escritura.

Si existiera la prestación de algún otro servicio adicional se establecerían los pagos y plazos en el contrato inicial.