Leyes sexuales insólitas

Publicado el Martes, 13 Septiembre 2016

A lo largo de la historia todo lo relacionado con el sexo ha estado sometido a normas, a menudo creándose leyes específicas para delimitar lo que se han considerado crímenes sexuales.  

Estas leyes difieren mucho no sólo de una época a otra, sino también dependiendo del lugar del mundo donde nos situemos. Tales variaciones se deben a que muchas de ellas no están basadas en hechos científicos sino en motivos religiosos, o culturales, generalmente cargados de prejuicios y creencias erróneas.

Si damos un paseo hasta la Antigua Roma, nos encontramos con la “Lex Scantinia” que, aunque podría parecer una ley que pretendía proteger a sus ciudadanos de crímenes sexuales, con frecuencia parece que se usaba más para acusar a adversarios políticos. Así, según esta ley, se permitían relaciones sexuales entre hombres cuando el pasivo era un esclavo y el activo un ciudadano romano, pero no al contrario. Por tanto, esta ley sólo te protegía de ser violado si eras un joven romano, pero daba igual si eras un esclavo. Además, el adulterio también se castigaba bajo dicha ley. 

Dando un salto en el tiempo hasta nuestra época, podemos apreciar que existen bastantes leyes sexuales extrañas alrededor del mundo. Veamos algunas: 

Por ejemplo, en Oriente Medio está prohibido comer carne de cordero después de haber tenido relaciones sexuales con éste. ¿…? 

En Líbano los hombres pueden tener relaciones sexuales con animales, pero ¡atención! siempre y cuando se trate de hembras (nada de machos). O sea, la zoofilia sólo se les permite a los hombres (a las mujeres no) y de manera heterosexual. 

En Indonesia, al parecer, la masturbación se considera crimen, así que si viajas por allí ya sabes: ¡manos quietas! 

En una región de Brasil estuvieron prohibidos los besos subidos de tono, aunque afortunadamente esa ley sólo duró unos meses. 

El caso de Estados Unidos merece mención aparte porque presenta bastantes leyes curiosas. De manera que en algunos lugares de Norteamérica está prohibido tener una erección (o al menos que se te note a través de la ropa), así que mejor evitar los pantalones ajustados.  

En Texas como parte de un estatuto anti obscenidad existe una ley que prohíbe tener más de seis consoladores. Deben pensar que eso ya es puro vicio… 

 ¿Sexo con las luces encendidas? Ni pensarlo en Virginia

En Minnesota no es legal que un hombre mantenga relaciones sexuales con un pez vivo… Pero ¿será que muerto sí se puede? 

Volviendo a la historia, precisamente de EEUU, se dice que a comienzos del Siglo XX ninguna ciudad superaba a Nueva York en leyes sexuales. Al parecer, existían dos fuerzas luchando: perversión versus represión. Theodore Roosevelt quería limpiar la Gran Manzana de prostitución y para ello decidió procesar a las prostitutas y también a los clientes. Además, llevó a cabo una ley que prohibía la venta de alcohol los domingos, con la excepción de que se tratara de establecimientos con servicio de comidas y cuartos. Esto facilitó que los bares se convirtieran en casas de prostitución. Por tanto, dicha ley acabó promoviendo la perversión con la que pretendía acabar. 

Por otra parte, existen algunas leyes relacionadas con la sexualidad que, además de absurdas, son injustas y súper machistas. Por ejemplo, en algunos lugares de África, si una mujer soltera es violada el castigo son latigazos, pero ¡atención! los latigazos son para ella en lugar de para el violador. 

Se podría pensar que las leyes sexuales se crean en principio con el propósito de proteger a las personas, sin embargo, parece más bien que muchas de estas leyes tienen o tuvieron otro fin (aunque a primera vista no lleguemos a entender muy bien cuál). Desde luego, lo que está claro es que muchas de estas leyes sexuales son bastante raras e incluso absurdas, ¿no os parece?

 

 

Accede a nuestra tienda on-line masalladelplacer.com a través del link del producto y obtén un descuento del 5% en su compra, o en la de cualquier otro.  Usa el cupón número EA5.  

 

PULSA Y ENTRA EN WWW.MASALLADELPLACER.COM