Giacomo Casanova, el amante perfecto

Publicado el Martes, 28 Febrero 2017

Seguro que eso de “casanova” lo habrás escuchado alguna vez e incluso conozcas algo de la historia de este atractivo personaje. Pero ¿quién fue realmente Giacomo Casanova? ¿Y por qué se hizo tan famoso? Vamos a descubrirlo, como siempre, dando un paseo por el deseo a través de la Historia.

La Real Academia Española define el término “casanova” como aquel hombre famoso por sus aventuras amorosas. Esto significa que los devaneos con mujeres de Giacomo Casanova lo hicieron verdaderamente célebre, hasta el punto que su apellido viró un sustantivo.

Giacomo Girolamo Casanova nació en Venecia en 1725. Fue filósofo, escritor y, sobre todo, un aventurero. Se le considera también un libertino (esto es, libre, atrevido, y entregado a los vicios), cuya fama de seductor se hizo tan grande que se le conocía como “el amante perfecto”.

Se codeó con los personajes más relevantes del siglo XVIII y mantuvo relaciones con mujeres de las más altas esferas. Concretamente, en Memorias de Casanova, narra sus aventuras con más de 100 mujeres.

Sobre los inicios de su vida, como anécdota, parece que durante su pubertad le daba por vestirse de mujer de vez en cuando. En relación al sexo, se dice que perdió la virginidad en un menage à trois con dos mujeres de la nobleza veneciana, y que tuvo sífilis y gonorrea durante la adolescencia debido a su promiscuidad.

Al parecer estuvo enamorado de un castrati, que en realidad era una mujer huérfana que se hacía pasar por hombre para poder sobrevivir cantando en el teatro de la iglesia.

En 1755 fue encarcelado, acusado de llevar a cabo prácticas mágicas y esotéricas. Sorprendentemente, consiguió escapar un año después, tras lo que tuvo que permanecer en el exilio por un largo tiempo.

Fue perseguido por la Inquisición, por lo que viajaba muy a menudo huyendo de esta. El motivo de esta persecución tenía que ver con que en sus manuscritos hablaba sin censura sobre posturas sexuales impropias para su época, así como masturbación, homosexualidad y lesbianismo.

El secreto de su éxito con las mujeres, al parecer, se debía a que las trataba de igual a igual (algo impropio en aquella época bastante machista) y se prestaba al placer de la mujer antes que al suyo propio. Supongo que también tendría algo que ver su porte, pues media casi un metro noventa y parecía un aristócrata.

Adoraba a las mujeres y se enamoró de cientos de ellas, pues se resistía a irse con una mujer a la cama sin amarla. Sin embargo, mostró siempre una gran resistencia al matrimonio y eso resulta evidente en una de sus célebres frases, que reza así: “El matrimonio es la tumba del amor”. Era un hombre libre por encima de todo y ello también lo deja claro en otra de sus citas: “He amado con locura, pero siempre he preferido mi libertad a las mujeres”.

Ediciones Atalanta publicaba no hace muchos años, por primera vez en España sin censuras, las memorias de Giacomo Casanova. Historia de mi vida, al parecer, es una autobiografía de la sociedad de su tiempo. En contra del cliché que existe sobre este personaje, según Jacobo Siruela (fundador de esta editorial): “Casanova amaba a las mujeres… no le interesaba el sexo por el sexo. El juego erótico era para él un ingrediente fundamental en las relaciones sexuales”.

Se suele confundir a Casanova con Don Juan, sin embargo, sus estudiosos afirman que se trata de todo lo contrario, ya que él veneraba a las mujeres, jamás las engañaba y era todo un caballero. Otra de sus famosas citas es prueba de esto: “Como consideraba que había nacido para el bello sexo, lo he amado siempre y me he hecho amar por él cuanto he podido”.

Como curiosidad os diré que le encantaban las ostras y, sobre todo, sorberlas sobre los pechos de sus amantes.

Hay estudiosos de este personaje que defienden que todo lo que escribió  era verídico, pero también quienes acreditan que era falso.

El personaje de Casanova está muy presente en la cultura popular. Existen diversas películas y obras de teatro en las que ha aparecido. Por ejemplo: Il Casanova de Fellini dirigida por Federico Fellini en 1976 y protagonizada por Donald Sutherland, o Casanova (2005) dirigida por Lasse Hallström y protagonizada por Heath Ledger.

 

Tráiler "Giacomo Casanova" con Heath Ledger 

 

Para finalizar, pensando en la sexualidad y el erotismo, os dejo con sus palabras: “Mi ocupación principal fue siempre cultivar el goce de mis sentidos; nunca tuve otra más importante”.

 

 

 

 

Accede a nuestra tienda on-line masalladelplacer.com a través del link del producto y obtén un descuento del 5% en su compra, o en la de cualquier otro.  Usa el cupón número EA5.  

 

PULSA Y ENTRA EN WWW.MASALLADELPLACER.COM