Amy LaBelle

Amy LaBelle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Amy quiere descubrir el mundo de la sexualidad por sí misma. Disfruta investigando y le encanta transmitir sus conocimientos. Narra sus experiencias, las de los demás, habla sobre las dudas que le surgen con las aventuras sexuales a las que se enfrenta y está determinada a resolver muchas de las cuestiones relativas a la salud sexual. Normaliza sus experiencias y pretende tratar el mundo sexual de una forma sana y sin tabúes.

  • Amy y su sueño

    ¡Qué cosa más curiosa son los sueños! ¿Quién no se ha interesado nunca por el significado de un sueño que haya tenido? Ahí andan de noche pululando por nuestro subconsciente todas esas historias que oímos, leemos, vemos o directamente experimentamos a los largo de nuestro día a día. ¡Pero, mira que tenemos sueños raros! Y lo que es aún más raro, es que podamos soñar con historias de lo más extravagantes, esas que no sabemos cómo han ido a parar a nuestras neuronas. Pues yo las recuerdo casi todas. O al menos buena parte de todas esas historias. Y algunos de las mejores son sueños eróticos. Si. Lo digo así de claro porque de esos sueños además de recordar los hechos, recuerdo perfectamente las sensaciones.

  • Las duchas de la playa

    Cuando más disfruto yo de la playa suele ser a última hora de la tarde. No hace el calor agobiante del atenazante sol de mediodía, ni queda tanta gente como para hacerte pensar que en lugar de en la playa descansando estás en el hipermercado un sábado por la mañana a primero de mes.

    Cuando el día está a punto de marcharse y las tardes de verano aún son templadas, estar tumbada en la arena observando el mundo a tu alrededor es un placer para mí. Si a eso le añades que en la zona donde yo paro, los chicos son de mucho deporte acuático, el placer para mi vista es aún mayor.

  • Vacaciones en pareja

    Se supone que las vacaciones son para aprovechar el tiempo en descansar, estar con la familia, ordenar armarios y trasteros, leer lo que no te da tiempo el resto del año, comer mucho y a deshoras y, por supuesto, para follar más y sin prisas. Al menos yo es todo lo que procuro hacer siempre. Aunque estas cosas nunca se equilibran y tiendes a hacer mucho más de unas que de otras. Y no sé por qué pero mi personalidad siempre se decanta por leer y follar. Algo que además de ser muy enriquecedor para cuerpo y alma son asuntos ambos muy relajantes. Comentando un poco acerca de lo segundo, me gustaría ahondar en la idea de que las vacaciones son el momento ideal para dedicarle más tiempo a todos los extras que una relación de pareja puede tener para hacerla más divertida y sacarla de la rutina.

  • Se acerca

    Julio ya casi ha terminado.  Comienza agosto, y muchos de nosotros nos vamos, todo sea dicho ¡por fin!, de vacaciones. Qué ganas de playa, de sol, de chiringuito y de hamaqueros.

    Días de relax, o no, de playa, copas y sobre todo de lectura.  

    Este es el mejor momento para disfrutar de un buen libro, y si es de poesía mucho mejor.  No hace falta que os diga que yo me dejaré emocionar y, por qué no excitar, con las poesías de Nuria Cifredo, quien por cierto va a editar muy pronto un libro de poemas y relatos titulado, "Un mundo en palabras".  Ya os avisaré de cómo adquirirlo si estáis interesados.

    Os deseo unas buenas y excitantes vacaciones.  Yo voy a comenzarlas con la lectura de este poema.  

  • Grandes almacenes

    Siempre había soñado con quedarme encerrada en unos grandes almacenes. 

    Ya de pequeña, mi hermana y yo jugábamos a que nos pasaba y corríamos por la casa de mis padres simulando entrar en distintos departamentos incluidos los ascensores que nos llevaban de unos a otros y que normalmente era el baño de casa. Dibujábamos letreros con los nombres de los espacios, o agrupábamos los muebles en los rincones de los dormitorios para convertirlos en las zonas de venta. Por eso cuando mi amigo Rafa que trabajaba de vigilante en unos grandes almacenes me dijo que me iba a invitar a pasar una noche especial que nunca olvidaría, y echó el cierre a la puerta principal del edificio, un agradable cosquilleo me corrió desde los pies a la cabeza, obligándome a esbozar una amplia sonrisa.

  • Expendedoras de placer

    He visto máquinas de “vending” muy variadas y con artículos de lo más variopinto. Desde los típicos productos alimentarios de bollería industrial, riquísimos e insanos, a las de tentempiés súper ecológicos, pasando por las dispensadoras de cedés, cámaras de fotos de usar y tirar o de cebos para pescar. Están muy bien pensadas a mi parecer, las de productos de higiene intima como  compresas, toallitas, etc, e incluso las de juguetes eróticos, que por si no lo sabíais, también existen. De este modo podemos disponer en cualquier momento de lubricante, geles de placer, condones, anillos e incluso vibradores. ¿O acaso, no es posible que te surja la necesidad de comprarte un vibrador en la máquina expendedora de una estación de tren?

  • La cama de Amy

    Todo tiene su final, y a ella le había llegado el suyo. Mi fiel compañera había cumplido con su cometido como una campeona desde el primer día, pero el tiempo le había pasado factura. Mi cama se había roto. Se fracturó la pata inferior derecha una noche loca que me encontraba en plena euforia sexual. Y aunque logré equilibrarla con un ladrillo que no sé por qué motivo tenía en casa, ya nunca fue lo mismo. Así que tras una rápida visita a unos grandes almacenes de origen sueco le busqué una sustituta.

  • Un jardinero de película

    Mi amiga Ana vive desde hace unos años en un fabuloso chalet de una igualmente fabulosa urbanización del norte de Madrid. Por resumir diré que le fue bien en la juventud con su carrera de modelo, porque ya tenemos las dos una edad más madurita, y ha hecho una pequeña fortuna que le permite una vida de lujos muy envidiable. Lo mejor de todo eso es que ella está siempre de viajes constantes y como es muy de compartir, nos deja entrar y salir de su casona en cualquier época del año, solos o acompañados.

  • Caricias y más caricias

    Hoy es uno de esos días en los que salgo de casa pletórica, satisfecha y relajada. Anoche tuve una sesión amatoria estupenda. Cuando encuentras una pareja complaciente, solo puedes hacer una cosa: ser egoísta. Ser egoísta y disfrutar con los cinco sentidos. Después ya le llegará su turno, en otro momento, otro día. Pero, ¡qué bueno es dejarse hacer cuando ves que tu chico está disfrutando tanto como tú mientras te procura todo el placer del mundo!

  • El videoclip

    ¿Cuántas veces habéis visto un videoclip de esos de un cantante de  moda en el que sale en la fiesta de un fabuloso hotel con todo el mundo vestido de blanco alrededor de una gran piscina y con un bar de fondo rebosante de mojitos? En ellos el artista se suele pasar toda la canción refregándose contra unos y otras, hasta que de repente se quedan todos en ropa de baño y bailan sin parar mostrando ellas sus traseros bien morenos y turgentes a la cámara y ellos unos torsos mejor depilados que mis ingles, y con unos perfectos abdominales que bajan en cascada hasta casi la cintura de sus bañadores. Seguro que estáis hartos de verlo por televisión o en “youtube” y seguro también que más de uno ha pensado “¡Ojalá yo estuviera en ese fiestón ahora mismo!”. Pues he de deciros que podéis morir de envidia porque yo he estado. ¡Así es! ¡Y de pura casualidad!

  • Los primeros días de calor

    Los días de intenso calor cuando estás todo el tiempo en la calle y el sol no da tregua ni siquiera a la sombra, es cuando reconforta más llegar a casa y quitártelo todo. Los zapatos lo primero, para después desnudarte sin contemplaciones y meterte en la ducha. Ahora ya es cuando te tumbas en la cama, enciendes el ventilador del techo y cerrando los ojos, resoplas y te relajas…

  • De tus ojos a tus pies

    ¿De veras conoces el cuerpo de tu amante, o amantes, tan bien como crees? Piensas que sabes a qué huele y a qué sabe, de una forma casi perfecta.  Crees saber qué te vas a encontrar en cada uno de los rincones de su piel.   En cada parte de su anatomía.

    Senderos que vas explorando cada día, distintos caminos que recorres cada vez que te sumerges en su cuerpo y en su olor.   Sabores que te persiguen y hacen que te pierdas una y otra vez en ese recorrido.  ¿Estás seguro de que no te queda nada por explorar?

  • Pilates en pareja

    Ya he comentado varias veces que el deporte no es lo mío. Lo digo siempre en público y en privado. Y que los gimnasios no están hechos para este cuerpo mío si no es para sudar con otro deportista y por algún otro motivo que no sea levantando pesas. Por eso un compañero del trabajo, Carlos, profesor de Pilates fuera de nuestro horario laboral común, se sintió retado y estuvo toda una cena de empresa convenciéndome de que su disciplina iba a gustarme más porque no era un deporte tal y como yo lo entendía, pero que me ayudaría a trabajar todos los músculos de otro modo menos agresivo.

  • Mis máscaras

    Soy consciente de que la imagen que muchos tienen de mí es la de una mujer divertida, sin muchas complicaciones y con ganas de ser feliz. Se también que a veces puedo parecer una mujer frívola, con una intensa vida sexual, calculadora o incluso alguien con múltiples personalidades para el amor. ¡Pues si! A veces lo parezco porque puede que sea algunas de esas cosas o todas a la vez. Y nada es bueno ni malo.

  • El dorso de tu mano

    Os invito esta semana, como una vez al mes hago,  a leer un poema de Nuria Cifredo;  y es el titulado "El dorso de tu mano" el que he elegido esta vez.  

    No os voy a comentar nada de él como en otras ocasiones hago.  Sólo os propongo que lo disfrutéis y que, según vuestras propias experiencias, saquéis lo que a cada uno de vosotros os transmite.  Yo ya hice mi propia interpretación. 

    ¡Gracias Nuria por tanto sentimiento expresado con tan pocas palabras! 

     

     

  • Amy se va de camping (II)

    Efectivamente ninguna de las cosas que me ha incomodado siempre de los campings había cambiado muchísimo desde que dejé de hacer este tipo de turismo en la adolescencia. No lo puedo evitar. Hay quien lo disfruta, pero mi cuerpo está hecho para otras situaciones más confortables. Pero como mi amiga Laura ya me había convencido para las vacaciones casi con la promesa de tener sexo seguro con su primo Ricardo, no me había podido negar.

  • Amy se va de camping (I)

    Ya lo tenía todo listo: el saco, la manta, ropa cómoda y la justa, el repelente para los mosquitos, el bikini y unas latas de comida por si el súper estuviera cerrado o desbastecido. No es que yo haya sido nunca muy partidaria de los campings pero la oferta de Laura para las vacaciones de semana santa me parecía interesante. Su primo Ricardo estaba muy interesado en ir si yo iba, y yo, que ya le había echado el ojo hacía mucho, intuía una situaciónmuy prometedora. Deseaba que mi sacrificio mereciera la pena, pues por alguna que otra experiencia similar anterior, los contactos íntimosdentro de una tienda de campaña son agotadores.

  • ¿Cuánto duele el amor?

    ¡Ay cuanto nos duele a todos el amor! De todos es sabido lo doloroso que puede llegar a ser amar: ese desengaño cuando de repente descubres cómo es de verdad tu amado tan idealizado, o una infidelidad que nunca esperarías, o la distancia entre dos almas gemelas, tan difícil de sobrellevar en el día a día, o la terrible pérdida de esa persona especial… ¡Tanto y tanto que podemos llegar a sufrir por amor! Pero yo no voy a centrarme en esos dolores insalvables, tan personales y subjetivos sino en otros muchos más divertidos. Yo quiero incidir hoy en otro tipo de daños, en los físicos y que nos causamos exclusivamente por despiste y con humor a nosotros mismos.

  • Si te espero desnuda

    No sé qué pensáis vosotros, a mi éste poema de Nuria Cifredome estimula, y mucho. 

    Me recuerda a esa espera en la que el tiempo se hace eterno, en la que sólo voy vestida con mis tacones, perfumada y nerviosa.  Deseando que llegue a casa y me encuentre así.  

    O ese momento en el que veo a mi pareja desnuda, y me excito sólo con pensar en esos instantes que sólo él y yo hemos vivido y no puedo evitar acerarme y, como dice Nuria, acorralarle. 

    Que disfrutéis del poema "Si te espero desnuda" tanto, o más, de lo que yo lo he hecho

     

    .

  • Momentos románticos

    Cuando pensamos en el romanticismo, siempre se nos vienen a la cabeza los mismos ejemplos: alguien que regala flores, una habitación con velas preparadas para un cálidoencuentro, una persona que realiza un acto que nunca esperarías de ella,  y cosas de ese estilo. Sin embargo, existen otro montón de instantes especiales en la intimidad de dos personas, más inusuales pero que no por ello dejan de ser momentos románticos.

  • Amy y el deporte

    Yo soy la primera en apoyar el deporte y la vida sana. Estoy convencida de que practicarlo a menudo es lo mejor para que tu salud no se resienta al más mínimo catarro. Pero la realidad es que yo lo llevo mal. No me gusta nada salir a andar o a correr, y me aburre mortalmente hacer infinitos y solitarios largos en la piscina cubierta del barrio. Así que el tiempo que estuve apuntada al gimnasio, obligada por esta conciencia tan responsable que tengo, y pensando que sería más divertido que cualquier otro entrenamiento, decidí buscarme algún alicienteextra para que no me costase tanto salir de mi confortable apartamento.

  • Cuidados del cuerpo

    Una de las mejores formas de cuidar la piel de la cara, tanto la de los hombres como la de las mujeres, es echando un buen polvo. Eso estará ya más que demostrado por los laboratorios dermatológicos de algún sitio importante seguro. Pero como yo soy más de pruebas cercanas, me gusta comprobarlo en la expresión de mis amigos.

  • Otras maneras

    -  “¡Apoya las manos en la pared. Abre bien las piernas y no te gires! ¡Voy a recorrerte despacito por dentro y por fuera hasta que no puedas más y me pidas que entrecon fuerza en tu interior!”

    No está mal para empezar la tarde de un sábado lluvioso, ¿verdad? Me encanta cambiar las prácticas sexualeshabituales por otras maneras. Aunque no sea nada extremadamente original ni novedoso, sencillamente cambiar la forma de amar a tu pareja y saltarse la rutina es muy excitante.

  • ¿Existo?

    Ya lo dijo Octavio Paz:  “Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje”.

    "Existo sólo en el calor de tu cuerpo....  en el contacto de tu piel suave...  en el temblor de tu descanso... en la cercanía de tus huesos"... ¿habéis leído algo más erótico que esto? 

    Este poema de Nuria Cifredose titula "Existo" y claramente es, al menos para mi, un fiel ejemplo de lo que se puede lograr al unir erotismo y poesía.  ¡A disfrutarlo!

  • Amor en la nieve

    No fue buena idea que se bajara los pantalones allí y se sentara en aquel escalón gélido. Para mi fue una locura fantástica, pero claro, él no calculó bien las consecuencias. Yo me senté encima a horcajadas, también con los pantalones bajados, aunque enseguida entré en calor. Disfrutamos mucho resolviendo un calentón maravilloso que llevábamos aguantando desde que llegamos a aquel hostalito de la sierra a cuatro grados bajo cero. Con el entusiasmo, el frío de alrededor apenas se percibe. El calor de nuestras partes nobles nos hacía incluso sudar y nos subía hasta la cabeza haciéndonos perder la noción del tiempo y del espacio además del sentido del ridículo, teniendo en cuenta que de vez en cuando se acercaban a pocos metros algunos otros turistas de la zona. Sin embargo cuando mi amado quiso levantarse, tenía el culo tan pegado a la piedra congelada que pasamos un buen rato, mejor dicho malísimo rato, intentando despegarlo de allí.

  • Razones para no follar

    ¡Cuantos buenos motivos podemos encontrar para decidir acostarnoscon alguien! ¿Verdad? Todos los que queramos. Pero ¿y para no hacerlo? ¡Quizás muchos más!

    Algunos casos son más peliagudos que otros y los he podido vivir en propia carne. Otros pertenecen a las experiencias de mis amigos. Y refiriéndome siempre a ocasiones esporádicas de esas en las que se hace fundamental aprovechar el momento propicio.

  • Un poema para ti

    Sí.  Esta semana quiero publicar en mi Blog un poema de Nuria Cifredo.  Y es que para mi se ha convertido ya en un vicio lo de los poemas de Nuria, otro vicio más aparte de los que ya conocéis... 

    Una vez que lo leáis os recomiendo volver a su lectura de nuevo.  Los poetas plasman sus pensamientos de forma muy armónica para que, al leerlos, produzcan en nosotros las mismas pasiones que ellos sienten y quieren transmitir.  No son sólo palabras que riman, son sentimientos y emociones que nos llegan muchas veces al corazón. 

    De los poemas hay que disfrutar y darles el tiempo y la pasión que merecen, como con el sexo. ¿A que sí?   

     

     

  • Historias que vuelven

    Las historias que se quedan inacabadas, sin terminar, siempre vuelven. Siempre. Y existen muchas opciones para cerrar esos círculos, tantas como tipos de relacionessin acabar hay. Muchas fueron amores de juventud, esos primeros sentimientos que nos tuvieron enredados en nuestra peor etapa: la adolescencia. Amores no correspondidos, platónicos, equivocados, o amores que terminaron mal porque no éramos capaces de gestionar nuestras emociones. Otras historias se han quedado estancadas en la edad adulta, por autocensuras, por distancias físicas reales, por condicionantes externos culturales o religiosos, o por miedo a que se convirtieran en algo tan importante que no pudiéramos controlar.

  • Los tres polvos mágicos

    Puede que la noche de reyes sea sólo una noche más de rutinarias celebraciones familiares, pero para mí es la noche del año que más disfruto desde niña, aunque con el paso de los años y lógicamente, el modo de celebrarla haya ido cambiando. Ahora además de dar y recibir regalos, me divierte mucho salir con mis amigas y comerroscón mientras bailamos como locas alguna canción de moda. Y por supuesto, el sexotambién ha estado muy presente en mis noches de reyes como no podría ser de otra forma. Y así rematar una buena noche de discoteca lamiendola nata del roscón previamente untada por el cuerpo de un apuesto caballero, siempre me ha parecido muy buena opción.

  • Besos fríos

    Llevo desde el 2015 en esta aventura de contar mis experiencias y sucesos erótico-festivos y debo reconocer que me encanta.  Es más, me llega a poner bastante.

    Ésta es la última publicación del 2016 para mi blog, y pensar que la siguiente será ya para el 2017 me da un poco de vértigo.  ¡Cómo ha pasado el tiempo y cuántas son las aventuras que os he contado!   Y es que tener una vida sexual sana, plena y divertida es fundamental para sentirse bien.

    En esta ocasión pienso que no hay mejor forma de despedir el año que hacerlo con un poema de Nuria Cifredo, "Besos fríos", una poesía fresca, húmeda y aunque parezca irónico, muy ardiente.  ¡Feliz 2017!

  • Juguetes para el bolso

    Yo cargo con casi de todo en mi bolso de mano diario, como la mayoría de las mujeres que conozco. Sin embargo, creo que es el neceser de maquillaje lo que llevo a punto de explotar. Porque, además de tener en él un buen surtido de útiles para retoques rápidos, siempre me gusta llevar algún juguetitoextra por si surgiera la ocasión, darme también otro tipo de toques rápidos más placenteros. Por eso tengo hace mucho un mini vibradorestupendo que simula ser un lápiz de labios y unas bolas chinasmuy discretas, y desde hace muy poco tiempo un gloss muy especial que adquirí recientemente y que ya he tenido ocasión de estrenar. 

  • Hablemos de sexo

    No hay nada más erótico que hablar de sexo. Bueno, hablar de sexo con alguien con quien deseas tenerlo, ¡claro!

    Mi amigo Adolfo y yo salíamos mucho, de noche y de día, en una temporada especial en la que coincidimos trabajando en la misma ciudad. De día quedábamos a comer juntos, o salíamos de compras. Pero era tras las cervezas de cada noche, cuando ya nos quedábamos los dos solos, cansados los amigos de nuestras ganas de más cuando nos enredábamos en largas disertaciones sobre lo humano y lo divino. Era entonces en cualquiera de aquellas fantásticas veladas en garitos desconocidos para la mayoría, con música en directo y todavía con mucho humo de tabaco en su interior, cuando las palabras sensualesfluían entre nosotros sin censuras.

  • El tren de las 11

    Fue subir al tren y al ir leyendo los rótulos indicadores del número y la letra de los asientos para localizar el que me correspondía cuando tropecé con su maleta primero y con sus ojos después. A partir de ahí y como si ese hubiera sido el punto previsto para nuestro encuentro, nos dejamos llevar por la excitacióny con un besolargo y pegajoso nos fuimos acomodando en las butacas. Sin hablar, sin decirnos nada. Las manos, las ganas, los labios, las ansias y de repente el vagón ya no era el lugar adecuado. Tiró de mí y casi en volandas me condujo a la plataforma de acceso para, después de empujarme sobre la pared y darme otra buena ración de besos desesperados, meterme en el minúsculo aseo del tren. Las miradas muy fijas uno en el otro.

  • La pregunta

    He descubierto que, además de poesía erótica, Nuria Cifredo escribe también microrrelatos que son, de hecho, bastante sensuales.   

    El gran desafío de escribir microrrelatos reside en decir mucho con muy pocas palabras, y que todo junto tenga un gran significado.  En conseguir que su lectura nos lleve al afán de completar esa narración, siempre soñando, y todo ello porque la intensidad del texto nos llegue muy adentro.

    Os propongo esta semana leer el microrrelato titulado "La pregunta" y que os permitáis soñar y, cómo no, dejaros llevar.  

  • Siempre hay una primera vez

    La primera vez que a mi amiga Pepa le hicieron sexo oral, llegó a contarlo al grupo de chicas que habitualmente salíamos juntas con tal alegría que todas empezamos a soñar cómo sería ese momento para nosotras cuando nos llegase.

    Y es que con diecisiete años nuestras experiencias sexuales habían sido bastante pobres para todas, y con eso me refiero a que ninguna había disfrutado aún de un triste orgasmo. Mucho beso con lengua, mucho meternos mano sin saber cómo ni por dónde nos daría más placer y muchas ganas insatisfechas. Quizás por prudentes, por estrechas, por miedo a lo desconocido, por desafortunadas… o porque eran otros tiempos.

  • Una voz en la noche

    Me contaba mi prima el otro día, que las noches en las que se acuesta pronto a leer, le gusta ponerse la radio y que se ha enganchado a un programa de esos de confesiones de madrugada cuyo presentador tiene una voz grave, muy sensual y cálida que la tiene loca de lunes a jueves. Así que ahora ya busca cualquier excusa para meterse pronto en la cama y no perdérselo ningún día.

  • Voy a dibujarte

    Pedro, que es un amigo mío del que ya os he contado alguna que otra aventurilla, está muy cansado de los tópicos en sexo con los hombresy la otra tarde estuvo durante dos largos cafés reivindicando que ellos son tan sensibles como las mujeres, y que les gusta y necesitan por igual tanto preliminarescomo cariciasa posteriori, y que les hagan sentir cosas diferentes como exige cualquier chica. Todo esto venía a cuento de una relación que está manteniendo con una estudiante de arte con la que lleva tres semanas y con la que cree que tiene posibilidades de estabilidad. Pero eso me lo suele comentar de todas las chicas con las que sale, que no son pocas.

  • Atrápame

    Esta semana me toca mostraros un poema erótico, y es que ya se va convirtiendo en una costumbre para mí publicarlo y espero que también para vosotros disfrutarlo.  

    Sobra decir, a los que seguís mi blog, que cómo no es de Nuria Cifredo. 

    De todos los que he leído últimamente, he seleccionado uno titulado "Atrápame".  Aquí os lo dejo para ver qué os parece a vosotros. Fijaos que la ilustración de Francisco Asencio me ha recordado un poco a lo que el arte SHIBARI significa, que es un tipo de bondage asociado al hecho de atar a alguien de manera estética y siguiendo unas técnicas muy especificas. 

  • Celebrando Halloween

    Tengo una amiga que siempre ha creído mucho en cuestiones paranormales y temas del más allá. De jovencita nos contaba a los amigos de clase en el patio de la universidad todos sus viajes astrales y cómo influían en nosotros los planetas y el horóscopo de cada uno. Por eso no me extrañó en absoluto que cuando me la encontré hace unas semanas volviera a sacarme esos temas. Ahora ya se ha especializado en muchas cosas que no entendí bien, y ella es muy feliz con todos los  beneficios que eso le reporta, incluidos los económicos, porque se ha convertido también en su forma de ganarse la vida.

  • Sueños húmedos

    Las mañanas de los fines de semana, cuando no tienes que saltar de la cama con el tiempo justo y puedes remolonear un poco, es cuando más me gusta tener sexo. Sola o acompañada. Disfruto por igual las dos opciones. Sobre todo si he tenido algún sueño eróticoy mantengo aún la excitaciónde los últimos minutos antes de despertar. Es fantástico ese momento de abrir los ojos, notar la sonrisa en tu boca, y empezar a recordar que lo que estabas soñando era lo suficientemente interesante como para amanecer muy húmeday con ganas de más.

  • Sexo egoista

    ¿Nunca os ha pasado que una mala sesión de sexoos haya dejado de mal humor para toda una semana? Ya es deprimente no salir exultante de una noche de pasión, para que encima tengas que llevarte un disgusto a cuestas.

    Me sucedió una vez, siendo muy jovencita, que después de estar coqueteandocon un chico con un físico espectacular y súper simpático más de dos meses, conseguimos encontrar el momento ideal, después de muchas oportunidades perdidas, para terminar un día de cena y copas juntos en la misma cama. Los dos habíamos estado bebiendo demasiado y del flirteo a empezar a meternos manoen el rincón de una champanería, no dejamos pasar mucho tiempo.

  • Cotilleando móviles

    Soy muy partidaria de que cada uno sea muy celoso de su intimidade incluso defiendo que se tengan secretos para la pareja, los amigos o la familia. Me parece un derecho indiscutible. Pero como yo soy curiosa por naturaleza, tal y como he comentado en otras ocasiones, cuando las intimidades me llegan arrastradas como hojas por el viento, no puedo dejarlas pasar. Por eso si te dejas el whatsapp abierto cerca de mí, ¡pienso leerlotodo! Sobre todo si es lo suficientemente caliente e interesante como para que yo tenga que terminar escondida en los baños aliviandomis ardores.

  • Despedidas de soltera

    Yo creía que lo de las despedidas de soltera con locas aventuras era solo un mito de películas de cine, o de jovencitas enloquecidas por la reacción del alcohol en hormonascasi por desarrollar aún. O igual es que las chicas de las pocas bodas a las que me han invitado hasta hoy, habían celebrado el final de la soltería con fiestas tradicionales y solo habíamos salido a bailar y beber con la normalidad de un sábado noche cualquiera. Pero no hace mucho he podido vivir muy de cerca el tremendo espectáculo que dieron un grupo de chicas la noche antes de la boda de una íntima amiga. Por supuesto que yo debería incluirme en ese lote de mujeres salvajes que salieron a quemar la ciudad y a desparramar como si no hubieran visto un hombrejamás o nunca hubieran tomado un “gin tonic”, pero aún estoy con los efectos de la vergüenza propia y ajena y no me atrevo ni a oírmelo decir.

  • Amor a varias bandas

    Mi amiga Marta tiene un amanteestable. Un fabuloso amante fijo que la satisfacecasi plenamente. Y digo casi porque la perfección no existe y porque ella dice que si fuera perfecto no tendría necesidad de nadie más. Pero la tiene. Tiene necesidad de mucho más. Porque tiene un marido al que adora, con una vida familiar rutinaria y acomodada que le encanta. Aunque también tiene otros encuentros sexualesesporádicos sin mas ataduras que las que físicamente busca que le hagan en algunos momentos apasionados para disfrutar al limite. Ella es así.

  • Aquí

    Esta semana la vamos a terminar con un poema de Nuria Cifredo.  "Aquí", es el título. 

    Aquí estoy, cerca de tu cuerpo, entre tus sábanas.  Aquí estoy, respirándote y deseando que el momento no acabe. Aquí estoy, contigo, aislada de todo.

    Motivador para empezar el viernes, ¿no creéis? 

  • Descuidos sexuales

    Que me encantan las aventuras sexualesde los demás, no es ningún secreto. Que me gusta que otros compartan sus anécdotas conmigo para poderlas relatardespués, lo confieso abiertamente. Pero que lo que más me apasionan son las historias que llegan a mis oídos por descuido de sus protagonistas, lo cuento hoy aquí sin pudor. Y no creo que lo mío sea un caso aislado.

    Hay personas que se escandalizan de escuchar lo que otros andan haciendo, o mejor dicho, disfrutando. Pero no son una mayoría. Cotilleos sexuales me han llegado de todo tipo y desde todos los lugares, unos menos habituales que otros.

  • El amante anónimo

    Nos conocimos una noche cualquiera en el bar de copas nuevo que habían abierto hacía una semana en mi barrio justo al lado de mi bar de todos los findes. Y sucedió lo normal cuando te pones a ligar: un poco de charla para tantear el terreno, algo de coqueteo para ver si entraba al trapo y un acercarse más de la cuenta para saber si querría, como yo, algo más. Y fue que sí. Yo pensaba haberle llevado a mi casa, o haber probado algo más juvenil, como su coche. Pero él decidió llevarme a un hotel. 

  • Deleitándose

    Muchas veces deseamos tener algo con tantas ganas,  que nos deleitamos y disfrutamos durante la espera que inexorablemente debemos cumplir. 

    Muchas veces, casi tocamos con las manos lo que anhelamos, pero nos recreamos en  esa emoción que nos genera el tener que esperarlo. 

    Muchas veces, hasta retrasamos su llegada y convertimos ese momento en algo mágico y pasional, por el deseo tan grande que hemos generado hasta obtenerlo.

    "Deleitándose" es el poema que os propongo leer esta semana.  Y, cómo no, es de Nuria Cifredo.

  • Viaje fin de curso

    Ahora que todos estamos terminando alguna etapa de estudios, gimnasio o cursos varios, me viene a la cabeza mi buena amiga Laura. Ella, que siempre fue y sigue siendo muy fogosa, pasó hace unos años por una etapa difícil en su largo matrimonio y habiendo entrado en esa mala rutina por la que pasan muchas parejas, decidió echarse al cuerpo un amante. En realidad fue una casualidad, no una verdadera intención premeditada pero la aprovechó sin darle muchas vueltas ni sentir culpa alguna. Porque según me contaba a menudo, lo que sentíaestando con su nuevo acompañante era tan espectacular que no le dejaba literalmente hueco para nada más. No sé si me explico, pero para que quede claro, el tamañoes bastante importante os digan lo que os digan.

  • Malas posturas

    El repiqueteo de mi cabeza dando golpes contra el cabecero de la cama se había vuelto totalmente rítmico, y supongo que el vecino estaría tan harto del traqueteo en su pared como lo estaba mi cuello, pero cuando te acoplascon facilidad y temes perder la posición, el disfrute es lo primero. Si posteriormente a la sesión de sexovas a necesitar un fisioterapeuta para enderezar tu columna, eso es lo de menos.

    Y es que con todo lo que cuidamos nuestro aspecto y el tiempo que invertimos en  prepararnos antes de una cita, hay que ver lo rápido que se desarma una, y lo pronto que perdemos la compostura a favor de cualquiera de las posiciones del kamasutra.

  • Llámame

    Esta semana quiero que leáis un poema de mi ya conocida poetisa preferida, Nuria Cifredo.  En numerosas ocasiones os he comentado que con la lectura de sus poemas llego a sentir, a emocionarme e incluso, a veces, a excitarme. 

    "Llámame", es el título.  

    Entre todas las cosas que siento al leerlo, me veo muy reflejada en el anhelo de querer estar cerca de la persona deseada y amada y, sobre todo en la intención de gustar y atraerla hacia mi.   Llámame si necesitas calor, llámame si necesitas pasión... llámame si necesitas amor.

    Os animo a leer el poema de Nuria.  Disfrutadlo. 

  • Día de dentista

    ¡Dos años estuve con los brackets puestos! ¡No pensaba yo que se me fueran a hacer tan largos los días con aquello enganchado a los dientes! El resultado desde luego mereció la pena el esfuerzo pero me costó mucho al principio habituarme a llevarlos así como el tener que eliminar algunos alimentos de mi completísima dieta. Aunque sobre todo lo que me costó unos meses aprender fue a usar la bocaen los temas íntimos y a manejarme con mucha más delicadeza que en otras ocasiones a la hora de hacer disfrutar del sexo orala mis parejas, por aquel entonces muy diversas.

  • ¡Y yo con la regla!

    ¡Ay que ver la lata que es para todo el estar con la regla! Pero sobre todo qué inoportuna es siempre. Da igual lo que calcules, que si tienes algo importante estará ahí contigo acompañándote. Y eso que no quiero hablar del malestar ni de los dolores antes y durante, porque entonces ya tendría para un libro. Sólo me interesa contaros algunas situaciones que conozco de primera mano, algunas divertidas, otras un poco escatológicas, pero todas interesantes.

  • El camino de tus besos

    "El camino de tus besos", es el título del poema de Nuria Cifredoque os propongo leer esta semana.  Y, además, os sugiero que lo leáis un par de veces sólo con el objetivo de encontrar la magia que yo creo que las palabras escritas tienen.

    Besos y más besos.  Con y sin sexo.  Sólo por el placer de recibirlos. Sólo por el placer de sentirlos.  ¿A quién no le gustan?

    Este es sólo uno de los poemas que mi poetisa preferida escribe.   Si quieres conocer más sobre Nuria, entra en su blog Relatos de Salamandra, navega por las categorías y disfruta de la lectura. 

  • Masturbación femenina

    He leído hace unos días una encuesta en una revista de temas actuales de interés general en la que se preguntaba a varias mujeres por cómo hacíamos nosotras lo de masturbarnos. Cómo solemos excitarnos, qué utilizamos, si nos gusta más solas o en compañía, en qué pensamos mientras, si vemos porno o qué fantasías tenemos durante. De entrada lo que más me ha llamado la atención han  sido la cantidad de “ítems”, como los profesionales de las estadísticas los llaman, de los que necesitaban respuestas. Porque claro, yo cuando lo hago nunca se me ocurre plantearme tantas variables. Me limito a pasar un buen rato y nada más. Sin embargo, ya que ha salido el tema, os lo contaré con detalle.

  • Orgía juvenil

    Me contaba hace unos meses una prima mía, algo mayor que yo, que se hace muy raro cuando al cabo de muchos años te tropiezas con alguien que conociste una vez y te das cuenta de que el punto que una vez os unió es conocido como `punto G´.

    Cuando te conviertes en una respetable madre de familia, asentada en una vida rutinaria y satisfactoria, sin estridencias, y te cruzas con alguien con quien viviste una juventud llena de momentos locos y divertidos, sexualmente hablando, es que no sabes qué cara poner. Sobre todo si la otra persona también sufre ese mismo bloqueo y no acierta a saludarte pero tampoco a volver la cara.

  • Dificultades con el sujetador

    Siempre que en una reunión de amigos hablamos de lo importante que es la ropa interiorcuando llega la oportunidad de tener un momento de intimidad, nos quedamos a un nivel muy superficial, y lo que se suele comentar es si lo mejor es dejársela puesta o quitársela enseguida a tu pareja. De la trascendencia erótica de un buen modelito sugerenteo de uno cómodo, o de si a los tíos lo que menos les interesa es lo que va sobre la piel. Pero cuando profundizas un poco más, te das cuenta de que en realidad existe todo un mundo de problemas más allá de todo eso, y tiene que ver con las dificultades que tu pareja puede encontrar con el variopinto universo de cierres de los sujetadoresy bodies.

  • Me adelanto

    Ya sabéis que, de vez en cuando, os propongo leer algún poema de Nuria Cifredo, y os invito a entrar en su blog Relatos de Salamandrapara que entendáis por qué me gusta tanto.

    Esta semana he seleccionado uno que se titula "Me adelanto". 

    ¿Por qué? Porque no hay nada mejor, y más desesperante, que ansiar y desear, que querer y que buscar.   Y nada peor, y más frustrante, que esperar y no obtener.

    ¡Disfrutadlo como yo he hecho!

  • ¿Y qué llevas puesto?

    -  "¿Y qué llevas puesto?”

    ¡Me encanta cuando me preguntan esto! Siempre me resulta muy divertido, porque no se desarrolla igual en todos los momentos ni produce los mismos resultados.  

    Obviamente cuando estás hablando por teléfono de estos temas a veces es porque estás lejos de alguien con quien te gustaría estar haciendootras cosas en vivo y en directo. La distanciaes bastante incómoda para solucionar deseos y necesidades tan físicas. Sin embargo hay otras ocasiones en las que estas conversaciones se suceden cuando no existen impedimentos para estar con tu pareja, y sencillamente forman parte del juego de la seducción y los preliminares.

  • Espejos en la habitación

    ¿No habéis hecho el amornunca en una habitación llena de espejos? ¿Una de esas habitaciones con un techo todo de espejos y espejos hasta por los laterales? ¡Yo tampoco! Pero tiene pinta de ser muy excitante. 

    Al menos el básico de hacerlo en un dormitorio con una gran luna en la puerta corredora del armario empotrado, eso sí, ¿verdad? O si no, con un espejo de pie pequeño, o al menos con vuestro reflejo en el cristal de una ventana, o incluso en la tele. Porque si no habéis vivido nunca la experiencia de veros reflejados y poder ver a vuestra pareja mientras estáis haciéndolo, ¡ya estáis tardando!

  • Hola, ¿Follamos?

    “Hola, ¿quedamos para follar?” Eso tal cual me preguntaron por Facebook no hace mucho. Ni Tinder, ni Apalabrados, ni Happn, ni Badoo, ni Wapa, ni ninguna otra app exclusiva para ello.

    Ya os conté hace unos meses mis experiencias con las nuevas tecnologías y aplicaciones existentes para ligar, y que fue bastante satisfactoria. Sin embargo,  cuando no estás por la labor, el que te asalte un desconocido, o el amigo del amigo de un amigo al que le ha gustado tu foto del perfil, para invitarte a hacerlo es, cuanto menos, sorprendentede primeras. Pero me gustó que fuera directo a lo que iba buscando. Cuando no es lo que me interesa no me gusta que la gente se ande con rodeos para terminar ahí.  En otra ocasión os desvelaré si acepté esa oferta o no y por qué, ya que hoy prefiero explayarme en todo lo contrario: y es nada más y nada menos que en cuando esto es lo que quieres pero no se llega a buen puerto.

  • Tocarte

    Que se cumplan nuestros deseos más íntimos.  Que lo que deseamos pase a ser un hecho.

    Aunque sea un sólo instante.  Tan sólo por un momento.

    Deseo.  Esta es la sensación que me ha producido leer el poema de Nuria Cifredo"Tocarte".  Ojalá pudiese yo tocarle, y disfrutar de él como me gustaría, para quitarme esta sensación interior que tengo de que no consigo lo que quiero.  

    He leído hace muy poco que tocarnos, además de la satisfacción que produce conseguirlo si lo deseamos, es muy beneficioso para nosotros.  Comunicaremos mucho mejor nuestras emociones, seduciremos mejor (y no hablo sólo de sexo) y fortaleceremos nuestras relaciones sociales. 

    Ya sabéis a tocarse y a dejarse tocar.  Que es muy bueno.

  • Sexo en cualquier sitio

    Que es bonito el amor, no lo pienso sólo yo. Hace bastante que es asumido así por muchas personas. Pero que es más divertido el sexo, ¡lo tiene todo el mundo clarísimo! Y que lo de menos es el sitiodonde lo vayas a practicar, también. Es lo mejor que tiene, que puedes hacerlo en cualquier sitio. 

    Mi amigo Raúl se ha echado novia hace muy poco y está feliz. Feliz con una media sonrisa constante que no se puede quitar de la cara, y dicho sea de paso, que acompaña con una voluptuosa felicidad en su entrepierna. Se dedica en cuerpo y alma a darle un uso intensivo y libidinosoa todos sus dispositivos móviles, de los cuales consigue que le reporten muchos momentos digamos complicados a la vez que tremendamente divertidos y excitantes con su chica.

  • El amigo bisexual

    Yo siempre había estado convencida de que Jaime era homosexual hasta que en una noche de fiesta con amigos no nos quedó más remedio que hacer noche y compartircama en casa ajena. Entonces, de repente, la duda empezó a apoderarse de mi cuerpo, necesitado de un buen revolcón, cuando estando agarrados, por el frío y la falta de mantas, en la posición de la cucharita, comencé a sentir en mi traseroalgo duro que me rozaba insistentemente.

    La verdad es que en un primer momento, pensé que estaba siendo una reacción totalmente involuntaria, o incluso fruto de mi imaginación por el exceso de alcohol, por lo que tampoco era conveniente entrar al trapo y saltar como una leona en celo.

  • ¿Con o sin antifaz?

    - ¡Quítate esa máscaray déjame ver tú cara! ¡Déjame ver a la dueña de ese cuerpoque ha conseguido arrancar de mi boca tantos jadeos! Ahora que ya hemos folladono es necesario mantener por más tiempo el misterio.
    - ¡Claro que si! Ahora más que antes, no te hace falta en absoluto conocerme y yo tampoco quiero saber quién ni cómo eres. Nos despediremos con este divertido secreto, así sin más.

    Y estas fueron las últimas palabras que mantuve con  un amante ocasional al que conocí bíblica y muy satisfactoriamente en un baile de disfraces hace ya unos cuantos carnavales.

  • Ven a robarme

    Que deseo más profundo cuando quieres que alguien te toque y no lo hace.  Cuando esperas que te calmen y esa espera se convierte en eterna.  Cuando estás dispuesta a todo, o a casi todo, y no lo entienden.  Que largo se hace, ¿verdad?

    El poema de Nuria Cifredo, que comparto con vosotros esta semana, es breve pero muy concreto. "Ven a robarme" es el título. Yo creo que lo dice todo, ¿no?

    Por cierto... cada día me gustan más las ilustraciones de Francisco Asencio. Si quieres conocer su fantástico trabajo entra en su blog http://fdeleviatan.blogspot.com.es/

  • ¿Tú eres de las que gritan?

    Es interesante e importante conocerse y saber que cuando se tiene una experiencia sexualno siempre se responde igual. Me refiero no solo a pasarlo mejor o peor, o a cómo respondes ante ciertos comportamientos en tu pareja, sino a las formas tan diferentes de expresar lo que estás sintiendo. Quiero decir si gritas más o menos, para dejarlo claro.

    Con mis primeras aventurillas juveniles yo era mucho de gemir y suspirar. En parte porque todo me sorprendíagratamente, en parte porque yo había visto muchas pelis románticas en las que las chicas respondían así cuando sus novios las acariciabanbajo los vestidos. Con los años fui tomando las riendas del asunto, de modo que sabiendo pedir lo que me gustaba mis gemidos sutiles pasaron a aullidos de placer difíciles de contener.

  • Y a ti, ¿qué te gusta durante?

    ¡Hay que ver la de formas que tenemos de expresar lo que nos gusta y lo que queremos tanto en el amor como en el sexo!

    En algunas ocasiones coinciden, pero no es lo habitual. Es más algunas teorías dicen que la gente más romántica y entregada en el amor es luego más parada para el sexo y al revés. No sé si eso se cumple o no, porque nunca me ha dado por fijarme, pero sí que he podido comprobar en este cuerpo que en el sexo hay muchas formas de manifestar lo que uno desea en el momento del acto y muchas maneras diferentes de excitarsedurante el mismo.

  • Catarros y otras afecciones

    Seguro que conocéis ese dicho antiguo que mucha gente utiliza para echarte en cara cuando te oye estornudar que te has constipado por estar con el culo al aire. Pues hay que reconocer que tiene una parte de verdad. Al menos a mi me pasa con demasiada frecuencia. 

    Cada vez que mi pareja actual y yo tenemos un intensivo de sexonos podemos pasar las horas desnudos por la casa. Y como es un piso antiguo de esos de techos altos y mucha humedad, la calefacción se nota poco, y al final de nuestras maratonianas sesiones de lujuriasiempre termino estornudando sin parar.

  • Solamente

    ¿Sexo sin amor?  También existe. 

    La conexión, la complicidad, el deseo puntual que surge de manera espontánea y a veces dura en el tiempo.  Simplemente se repite, se busca.

    En este poema, "Solamente", Nuria Cifredonos ayuda a entender, breve e intensamente, lo que la pasión sin amor significa. Lo que estás dispuesto a recibir y lo que no vas a dar. 

     

  • Sexo por Navidad

    “Nunca sería capaz de hacerlo con mi jefe, y menos en la oficina”. Eso le dije a una amiga hará unos dos años, mientras tomábamos un estupendo café irlandés una noche de viernes. Pero que razón tiene ese refrán que dice mi madre: “nunca digas de este agua no beberé”. Porque cuando la sed aprieta y el ansia sexualse te pega como un pulpo en las partes bajas de tu cuerpo, el arrebato de amor te somete y ya no hay lugar para pensar en todo aquello que dijiste que nunca harías. O dicho de otra forma: que cuando las ganas de follarson mayores que tu prudencia, puede pasar cualquier cosa.

  • Estaciones de intercambio

    Aprovechar el tiempo entre un tren y otro, o entre conexiones hacia los aeropuertos es importante. No es buena cosa perderlo tal y como andamos siempre de estresadas. Y yo he encontrado una forma interesante de hacerlo. Y sobre todo me he dado cuenta de que hay mucha más gente que, como yo, también buscaba rellenar esos huecos de espera, y alguno que otro más….

    Que ligar es fácil cuando se tienen ganas e interés es algo que ya he comentado en más de una ocasión. Que es divertido hacerlo con desconocidos con seguridad, también, como os conté en la historia del ‘polvo terrorista’.

  • Juegos en el portal

    Quien nunca se haya comido los morros con su pareja en el portal de su piso que levante la mano. Nadie, ¿no? Sí, claro. Por supuesto, siempre habrá alguien que será la excepción a la regla. Porque es de lo más habitual que tu chico te acompañe a casa, por ejemplo, a la vuelta de una larga noche de fiesta y como no pueda quedarse contigo te abrume a besazos y lametones en una despedida eterna. Sobre todo sucedería en aquella casi olvidada adolescencia sin posibilidades de subírtelo a tu dormitorio. Incluso, alguna vez de camino al trabajo, ¿no has pasado por su puerta y le has pedido un beso de buenos días? Pero ¿y si la cosa se animara más de la cuenta y un beso rápido llevara a otro, y ese a un achuchón más lujurioso, y eso a una necesidad de tocarse bajo las ropas?

  • Fotos para mi amante

    Hasta que no ha llegado la mensajería instantánea vía móvil, no he sido consciente de cuánto me gusta hacerme fotos. Yo había hecho algunas en reuniones familiares y viajes al extranjero, pero poco más. Tampoco me había dado nunca por los autorretratos compulsivos, ya que no soy especialmente fotogénica. Pero desde que el chico con el que estoy hace un año empezó a mandarme fotos subidas de tono para calentarlas horas anteriores a nuestros encuentros todo esto ha cambiado mucho.

  • Tus gemidos

    Gemir.  Que sonido más maravilloso, sobre todo cuando se gime de placer.  Oír los gemidos de tu amante; aún mejor y más placentero.  Desearlos y recordarlos; estimulante y, a veces, hasta doloroso.

    Lo que más me ha gustado de este poema de Nuria Cifredo, es cómo ha sido capaz de describir tan maravillosamente esa sensación de deseo y pérdida de la persona amada.  Y de una forma tan bonita y sencilla; simplemente evocando sus gemidos. 

  • ¿Lo hacemos en el coche?

    ¿Cuándo fue la última vez que follásteisen un coche? Quizás no haga mucho, o quizás seáis de esos o esas que se vanaglorian de haber superado ya esa etapa de hacerlo en sitios incómodos. Pues yo acabo de tener una fabulosa experienciaen el vehículo de un amigo

    Reconozco que lo del sexo en coches tiene sus pros y sus contras. Y que por supuesto no es lo mismo hacerlo en un amplio monovolumen que en un coqueto mini. Confieso que a mí es algo que me ha gustado mucho desde siempre. Siempre me ha resultado muy apasionante. No tener espacio para desnudarte, para tocar a tu pareja a gusto o tener la excitante sensaciónde que alguien pueda verte…

  • El novio goloso

    Que hay prácticas sexualesen las que algunas personas se excitan comiendosobre el cuerpo de otra no es nada que yo vaya a venir a descubrir aquí. Pero es cierto que ni yo, como sujeto activo, ni conmigo, como mesa pasiva, lo habían practicado nunca. 

    Lo más básico que es lamer nata esparcida a discreción por las zonas erógenas, eso por supuesto que sí. Sin embargo no se me había dado el caso hasta hace poco de tener un amante que quisiera explorar ese mundo concienzudamente. 

  • Soy muy escrupulosa... ¿o no?

    Yo estaba convencida de que era una persona muy escrupulosa.

    Me había considerado siempre una chica que prestaba mucha atención a los detalles de higieneen general a mi alrededor. Pero ayer me he dado cuenta de que eso no es cierto. Ayer, estuve reflexionando un poco sobre este tema y en relación al sexohe visto claro que esto no es así. Y si no lo somos para el sexo, o al menos yo no lo soy en esos momentos, ¿qué sentido tiene serlo para todo lo demás? Hagamos una pequeña comparativa entre nuestra vida diaria y nuestras actitudes sexualesmás habituales.

  • Sentir

    "Sentir", experimentar nuevas sensaciones.  Amar.  Creer.  Estar.  Sufrir.  Odiar.  Soñar. 

    Breve, pero precioso, poema de Nuria Cifredo que quiero compartir con vosotros esta semana. 

    Qué locura más fantástica nace dentro de nosotros cuando encontramos a esa persona que nos hace sentir de verdad. 

    Desear.

  • Orgasmo Espontáneo

    Yo había oído mucho de jovencita hablar de las cosas sorprendentes que pueden llegar a producirse en el cuerpo humano como reacción a algún estímulo interno o externo, y no me refiero a una reacción alérgica, sino a esas otras correspondientes a extraños deseos como los de salir ardiendo en la llamada combustión espontánea. Pero lo de tener un orgasmosin tocarse, sólo con la fuerza del pensamiento, nunca creí que pudiera darse verdaderamente.

  • Excesos y sexo

    No han sido muchas las veces en las que me han ofrecido algún tipo de droga para pasar un buen rato, pero alguna ha habido. Sobre todo han venido de parte de algún “caballero” que me prometía todas las maravillas del sexoy más juntas en la misma noche si lo mezclábamos con esas sustancias. Sin embargo yo no soy para nada partidaria de estas prácticas, y siempre he dicho que no. Prefiero llevar una vida sana y saludable y que además no es nada incompatible con la diversión. Aunque obviamente, a lo largo de mis años más jóvenes he tenido ocasiones de probar los efectos que en mí producían otro tipo de excesos, como los del alcohol, pero que no solía ver en los demás: y es que me vuelvo híper sexualy desinhibida del todo. 

  • Mi noche especial

    Hay noches en las que las cosas salen tan bien, que una cita puede terminar tal y como la habías imaginado desde el primer momento…

    - Creo que deberíamos irnos a algún otro sitio más tranquilo para que pudieras comprobar cómo me he ido excitandocon todo lo que me has contado—. Le susurré a mi acompañante al oído después de una estupenda cena romántica,  varias copas en una de las terrazas más de moda en ese verano y las primeras insinuaciones por su parte de lo que había venido a buscar.

  • Entrégate

    Después de las que, seguro, han sido unas merecidas vacaciones para todos y a pesar de lo que supone volver a la rutina, debemos empezar otro septiembre más con deseos y objetivos renovados.  

    Yo vuelvo con ganas de entrega, de pasión; con fuerzas para no cerrar ninguna puerta.  Con experiencias de todo tipo, muy bien acumuladas durante este último mes, y con esa fuerza incansable que tengo para buscar y conceder. 

  • Confusión

    "Confusión", esa falta de claridad que nos inunda al sentirnos enamorados; esa mezcla de sentimientos que surgen cuando deseamos a alguien tan vehementemente que esperamos con ansiedad cualquier señal que nos acerque a su boca.

    Hoy os invito, de nuevo, a disfrutar con este poema de Nuria Cifredo, ilustrado con un dibujo de Francisco Asencio. 

  • Técnicas para ligar

    Yo podría decir que me he quedado un poco antigua en cuanto a técnicas para ligar con éxito, pero prefiero pensar simplemente que las formas de relacionarnos los unos con los otros han evolucionado más deprisa que yo. Pero como yo me adapto perfectamente a todo lo que sea nuevo y más si es para terminar en horizontal, me he estado poniendo rápidamente al día con una amiga que ya es veterana en estas artes.

  • Reuniones de Trabajo

    Mario y yo estamos de nuevo en una reunión de trabajo. Hace solo unos meses que nos conocemos y ya hemos estado juntos, carnalmente hablando, o mejor dicho, directamente follando, varias veces. Pero nos quedamos siempre con ganas de más. De probarnos en muchas posturasmás.

  • Sólo un nombre

    Desear.  Evocar.  Pensar en aquella persona cuyo nombre inquieta y cuya presencia hace que los sentidos se disparen.  Imaginar.   Delirar.  Acumular deseos que sólo ese nombre puede satisfacer. 

    "Sólo un nombre".  Maravilloso poema de Nuria Cifredo que os propongo leer esta semana.  ¿Quién de vosotros no tiene un nombre que evoca y con el que, a veces, sueña?

  • Todo se ha inundado

    Pensar en ti y notar la humedadcalando mi ropa interior es todo uno.  

    Ya había oído yo que había mujeres a las que le sucedía esto con frecuencia sin contacto físico alguno. Pero yo pensaba que eran trucos similares a los de algunas películas porno baratas en las que, en cuanto asomaba el galán de turno, a todas las chicas se les empapaban las bragasy se rendían a sus pies sin más diálogos que unos cuantos gemidos.

  • Celos

    La última vez que tuve celos de una chica fue con diez años y la chica en cuestión era mi hermana. Ella había hecho la comunión con un precioso vestido nuevo blanco y larguísimo, que ahora mi madre pretendía que yo reutilizara. Ella estrenaba todo y sus deshechos terminaban siempre en mi armario. Después de aquello nunca por ningún motivo he sentido celos de ninguna otra mujer. Hasta ahora.

  • Imagínate

    Quiero dejaros, para empezar el fin de semana, otro poema de Nuria Cifredo, en esta ocasión titulado "Imagínate".  

    La imaginación nos lleva, nos transporta y nos permite vivir situaciones que en otras circunstancias no viviríamos.  Nos deja soñar, disfrutar de momentos maravillosos y nos transporta a sus brazos.

     

  • El novio vintage

    Mi amiga Patricia dice que tiene un novio vintage: viejo y clásico pero perfectamente actualizado y reciclable. Viejo, porque obviamente ya no es un chaval. Pasa los cincuenta y cinco pero viste con un estilo sport muy modernito. Y clásico porque siempre funciona con el aria de alguna ópera de fondo. Aunque todo esto no es por supuesto impedimento para que, al parecer, le eche unos polvos de órdago. La música siempre ha sido y es un buen aliciente así como un buen marco a la hora de crear ambiente para acostarse con alguien.

  • Mi nuevo vibrador

    Esta mañana he tenido una reunión de esas agotadoras que te ocupan toda la mañana y parte de la tarde. Al menos son muy ocasionales y no de continuo. Vuelvo a casa sola en transporte público, porque odio conducir por el centro y mucho más andar buscando aparcamiento. Además yo disfruto mucho viajando en metro porque aprovecho el tiempo para leer, escuchar música y observar el mundo a mi alrededor.

  • Sólo tu boca

    Os dejo en mi blog otro poema de Nuria Cifredo.  De una manera sensual y muy descriptiva, Nuria me ha hecho sentir cada una de las palabras que ha escrito.  He recordado su boca, la humedad que ésta tiene cuando me besa y lo suave que son sus labios.  Ahora no puedo dejar de pensar en sus besos. 

    Se titula "Sólo tu boca".

  • Intercambio de pareja

    Fueron las incontrolables gotas de sudor que le caían por la frente así como por toda la columna vertebral lo que la hicieron darse cuenta de cuánto le había gustado aquella sesión de sexo pactado. A lo mejor saber que su marido la miraba de cerca disfrutar con otro era lo que la excitaba verdaderamente. Pero no era capaz de distinguirlo. Eran demasiados estímulos externos y muchas las nuevas sensaciones que después de tantos años de rutina podían hacer maravillosa cualquier experiencia diferente. Aunque la realidad era que si pensaba en su primera reacción ante aquella descabellada idea, en esos momentos lo único que podía hacer, además de terminar de vestirse, era reírse.

  • ¿Puedo besarte?

    - ¿Puedo besarte? - le dije para su sorpresa.

    No sé en qué momento surgió aquello de mis labios. No sé cómo confluyó todo para terminar con él en su portal. Eso era algo que no me sucedía desde la adolescencia, en la que los portales eran los mejores amigos de los besos robados. Apenas unos días antes ni siquiera le recordaba y sin embargo ahora allí estaba yo temblando y esperando la respuesta a una pregunta desafiante.

    - Vamos a entrar un momento al portal que tengo que preguntarte una cosa y no quiero que sea en mitad de la calle.

  • Esperando tus manos

    He leído un nuevo poema de Nuria, "Esperando tus manos", que me ha hecho de nuevo reflexionar, recordándome el último artículo que publiqué en el blog, titulado  "Los momentos de la piel".

    "Esperando tus manos".  Aquí os lo dejo. Disfrutadlo, tanto como yo he hecho.

  • Los momentos de la piel

    Una amiga me comentó una vez que la piel pasa por diferentes momentos en la vida de una persona. Es posible que su comentario tuviera que ver con algún tipo de tratamiento cosmético corporal de lujo que habría leído en una revista de moda, pero a mí me recordó enseguida a ti. Y me hizo recordar nuestras primeras veces.

  • Lentamente

    La poesía puede ser sugerente y muy excitante. Sugestiva y maravillosa.  Debo contaros que he descubierto a Nuria, creadora del blog "Relatos de Salamandra".  Entre sus textos he encontrado algunas poesías eróticas, elegantemente escritas y me he propuesto dároslas a conocer.  

    Os invito a leer la primera de ellas, titulada "Lentamente". 

  • Lencería de lujo

    - “¡No pienso quitarme este conjunto de ropa interior! ¡Vamos hombre, ni lo sueñes! ¡Con el dineral que me ha costado!”

    Mi amigo Pedro no daba crédito al grito que profería su última conquista, cuando a los diez minutos de estar besándose apasionadamente, tirados en el suelo del salón y ya en ropa interior ambos, él intentó desabrocharle el sujetador.

  • Bolas chinas

    Reconozco que he ido acumulando un buen surtido de juguetes eróticos en mis últimos años de vida sexual sana, pero en mi círculo de amigas, no todas tienen clara la necesidad de tener algo con lo que entretenerse en sus momentos más íntimos, solas o acompañadas. Un debate éste que tras una larga noche de cervezas y copas de cualquier sábado siempre termina saliendo entre nosotras. Las posturas de si son necesarias, un complemento más o que con la pareja hay que conformarse sin extra alguno, aún siguen sorprendiéndome porque alguna hay que todavía decide defender el criterio más antiguo.

  • Romanticismo sin amor

    Hay ocasiones en las que, de aburridas reuniones de trabajo, pueden surgir aventuras muy divertidas.

    Aún tengo grabada en la retina la imagen del momento en el que Rafa entró en nuestra sala de juntas con una cazadora de piel negra y quitándose el casco de la moto. Casi dos metros de altura, el pelo negro, abundante y rizado, y los ojos muy verdes. Muy guapo y con un ancho de hombros que hacían de él el guardaespaldas que cualquier artista hubiera querido llevar cerca, muy cerca. ¡Y ya vi venir que aquello no podría quedarse sólo en una relación laboral!

  • La histeria y la invención del vibrador

     

    Lejos de lo que pueda imaginarse, el vibrador que actualmente se considera un juguete sexual, fue inventado con un fin médico más que lúdico. En este breve paseo por la historia, vamos a descubrir cómo sucedió ese curioso hecho, que está íntimamente relacionado a una supuesta enfermedad femenina: la llamada histeria.

  • Salto al vacío

    ¿Qué hago ahora? Si he seguido el juego hasta estas horas de la mañana no es para echarme atrás en el último momento. Quizás éste no era el final que yo habría vaticinado para una simple cena de trabajo. Pero es lo que tiene la vida, que siempre te reserva alguna sorpresa, y en cuanto te pilla desprevenida del todo, te la lanza.

    Curiosamente y por casualidad nos hemos quedado solos. Varios días intentándolo y hoy que no era el plan previsto, ocurre sin más esfuerzos.

  • He fingido un orgasmo

    Sí: yo he fingido un orgasmo. ¿Y quien no lo ha hecho alguna vez? Igual no por el mero hecho de engañar, que habrá quien encuentre satisfacción en ello, sino por motivos muy dispares y perfectamente justificables. Sin embargo ahí están las estadísticas que lo corroboran. Yo no las tengo, pero seguro que hay alguna importante universidad americana que ha invertido sus fondos en tan noble investigación en lugar de ponerse con ahínco a elaborar una vacuna contra el alzheimer.

  • ¡Vamos a jugar!

    Dicen que el sexo sirve para muchas cosas, que es saludable por las sustancias químicas que segregamos al tener un orgasmo, por el ejercicio físico que hacemos y la energía gastada, que ayuda a disminuir el estrés, a dormir mejor… Y desde luego si hablamos de sexo en la pareja no sólo es saludable sino vital, ya que cuando no va bien suele ser indicador de que algo falla.

    También se dice que el sexo es divertido ¿verdad?, pero a menudo veo parejas para las que el sexo ha pasado a ser un aburrimiento. Y es que no es difícil caer en la rutina cuando llevas años con la misma persona. Me pregunto cuántas de esas parejas conocen la enorme variedad de productos que existen actualmente para enriquecer su vida sexual.  

  • Hombres con braguitas

    Nunca imaginé que escribir sobre hombres que practican cross-dressing (CD), daría lugar a tantos comentarios ni que decenas de ellos me escribirían, e incluso algunas de sus esposas. Parece que el tema interesa, que es una práctica más común de lo que la gente piensa y, sobre todo, que causa preocupación y sentimientos de culpabilidad por el tabú que supone.

  • Mira tu vulva

    Le pregunté cómo era su vulva. Ella me respondió: “sé que desprende calor, es como si hubiera fuego ahí abajo… parece tan sonrosada, como si fuera un poco tímida… y su olor, ese perfume natural que desprende, es tan intenso y único… pero no soy capaz de observarla de frente, ver sus cambios con el tiempo, con la excitación… está tan escondida que se hace tan extraño y complicado mirarla…”.

    Y yo le dije: “¡No tengas miedo coge un espejo y mira tu vulva!”. ¡Y os lo digo a todas! ¿Por qué? Pues porque no existe otra parte del cuerpo femenino con mayor tabú. ¿Os habéis preguntado por qué casi nunca se habla de vulvas? Seguro que habréis escuchado muy pocas veces usar la palabra “vulva”. ¿Pero qué es lo que tiene de malo que parece que siempre se ha tratado con tanto pudor y vergüenza?

  • Embarazo, pareja y sexualidad

    Cuando pensaba en el embarazo, podía imaginar que éste supone una multitud de cambios en la mujer, a varios niveles. Pero tal vez no se me pasaba por la cabeza que esas alteraciones corporales, hormonales, emocionales, etc. pueden afectar también al otro miembro de la pareja (en el caso de que lo haya), a la propia relación de pareja e incluso a sus relaciones sexuales. 

  • Incurvación congénita de pene

    Si dices algo así como “incurvación congénita de pene” es probable que casi nadie te entienda. Aunque la realidad que se esconde detrás de este término afecta aproximadamente a un 0,6% de los varones… a sus vidas, a su autoestima y a sus relaciones sexuales. ¿Pero qué es exactamente? Este problema se debe a una desproporción, durante la formación fetal del pene, de los cuerpos cavernosos, que son dos estructuras elásticas donde se concentra la sangre que da lugar a la erección.

    De modo que uno de los cuerpos cavernosos queda bastante más largo que el otro, provocando que el pene se curve considerablemente cuando está en erección.