Lubricantes, ¿para qué sirven?

Publicado el Martes, 22 Noviembre 2016

¿Has usado alguna vez un lubricante? ¿O te perdiste intentando elegir uno ante tanta variedad? Seguramente ya has oído hablar de ellos pero ¿conoces realmente cuáles son sus utilidades? Porque como verás, a continuación, no sólo sirven para lubricar, aunque esa sea la raiz de su nombre. 

En efecto, lubricantes hay muchos tipos y conocerlos a fondo es primordial para sacarles partido. Podríamos decir que, después del preservativo y el vibrador, el lubricante es el mejor invento relacionado con la sexualidad. ¡Pues sí! ¿y te lo estás perdiendo? 

El principal error al pensar en lubricantes, es asociar su uso con problemas de lubricación vaginal. Aunque cada mujer es diferente y algunas puedan ayudarse de una lubricación extra para evitar molestias durante la penetración, por falta de lubricación natural (sobre todo, después de la menopausia), la función de los lubricantes va mucho más allá de esto y no se limita al uso en la vagina sino toda la zona genital, de él o de ella (vulva, clítoris, pene, perineo, ano…), y no genital (también se pueden usar para dar masajes por todo el cuerpo). 

Además, se pueden usar tanto a solas como en pareja, dependiendo de para qué lo quieras. Si es para masturbación manual, ya seas chica o chico, nada mejor que un lubricante para incrementar las sensaciones

En el caso de usar un juguete sexual, el lubricante ¡es imprescindible! Pero hay que tener cuidado con el tipo de lubricante dependiendo del material del que esté hecho el juguete (lo veremos más adelante, así que ¡sigue leyendo!). 

Por supuesto, para el sexo anal, el lubricante también es un elemento fundamental (pues la mucosa del ano no tiene lubricación natural), y esto facilita la penetración y aumenta las sensaciones de placer. 

Pero no todo se queda ahí, y es que también existen lubricantes pensados para crear sensaciones nuevas: desde los de diferentes sabores (existe una gran variedad: fresa, cereza, chocolate, frambuesa, piña, etc.), ideales para el sexo oral; pasando por aquellos que retrasan la eyaculación o son potenciadores del orgasmo; hasta los que provocan efecto frío o calor (con estos hay que tener precaución y probarlos poco a poco, por si la sensación de calor o frío nos resulta demasiado intensa). 

Vamos a diferenciar tres tipos de lubricante, dependiendo de la base con la que estén hechos: 

1. En primer lugar, están los lubricantes con base acuosa, que son los más recomendados porque tienen la ventaja de ser compatibles con todo tipo de preservativos y juguetes eróticos,  y suelen ser más baratos. Además, no provocan alergias, y se pueden comer. Como son hidrosolubles están libres de grasas, por lo que no manchan. Su única desventaja es que se secan rápido y hay que aplicar nuevamente al cabo de un rato. 

2. Por otro lado, están los que tienen base de silicona. Estos duran más, son aptos para usar en el agua y muy recomendados para dar masajes. También son compatibles con preservativos de látex, pero nunca deben utilizarse con juguetes de silicona. Suelen ser algo más caros. 

3. Por último, tenemos los de base en aceite. Estos duran más en la piel, pero son incompatibles con muchos materiales de juguetes eróticos y con los preservativos, por lo que básicamente se trata de aceites de masaje. 

Por tanto, ¿en qué debes fijarte a la hora de elegir un lubricante? Pues que no contenga glicerina, ni parabenos, que respete el pH de la piel, que sea, hipoalergénico, natural, comprobado dermatológicamente, apto para el sexo oral, compatible con preservativo, apto para juguetes sexuales... todo esto dependiendo, como hemos dicho, del uso que quieras darle. 

Como recomendación, en cuestión de lubricantes, mejor irse a la calidad que a lo barato, pues un producto que vamos a echarnos en los genitales mejor que sea de confianza. Y si lo probamos primero en una pequeña cantidad, mejor que mejor, para evitar reacciones alérgicas. 

Lo mejor de todo es que, hoy en día, los lubricantes se pueden encontrar en casi cualquier lugar, desde la farmacia al supermercado, pasando por los puestos de combustible… y por supuesto, para más comodidad: ¡la tienda online

Como ves los lubricantes son parte del juego sexual, potenciadores de las sensaciones, deliciosos para el sexo oral, facilitadores del sexo anal, y fieles compañeros de los juguetes eróticos. Si aún no los usas ¿a qué estás esperando para probarlos? 

 

 

Accede a nuestra tienda on-line masalladelplacer.com a través del link del producto y obtén un descuento del 5% en su compra, o en la de cualquier otro.  Usa el cupón número EA5.  

 

PULSA Y ENTRA EN WWW.MASALLADELPLACER.COM