¿Cuánto dura un orgasmo?

Publicado el Jueves, 02 Febrero 2017
Escrito por Amy LaBelle

El orgasmo femenino dura más tiempo que el de los hombres. No sé si lo sabíais, pero algunos estudios de esos muy importantes han demostrado,  cronómetro en mano, que nuestra media es de seis a diez segundos pudiendo llegar a alcanzar hasta los veinte, mientras que el orgasmo de un hombre es tan solo de cinco. Además el record de orgasmos femeninos que podemos conseguir en una hora es de ciento treinta y cuatro, lo cual no está nada mal. Aquí el hombre sale perdiendo de nuevo porque su media es sólo de dieciséis. Aunque más de uno que yo conozco ya quisiera para sí la cuarta parte.

Leer más...

Un poema para ti

Publicado el Miércoles, 25 Enero 2017
Escrito por Amy LaBelle

Sí.  Esta semana quiero publicar en mi Blog un poema de Nuria Cifredo.  Y es que para mi se ha convertido ya en un vicio lo de los poemas de Nuria, otro vicio más aparte de los que ya conocéis... 

Una vez que lo leáis os recomiendo volver a su lectura de nuevo.  Los poetas plasman sus pensamientos de forma muy armónica para que, al leerlos, produzcan en nosotros las mismas pasiones que ellos sienten y quieren transmitir.  No son sólo palabras que riman, son sentimientos y emociones que nos llegan muchas veces al corazón. 

De los poemas hay que disfrutar y darles el tiempo y la pasión que merecen, como con el sexo. ¿A que sí?   

 

 

Leer más...

Sexo y orden

Publicado el Jueves, 19 Enero 2017
Escrito por Amy LaBelle

El orden nos gusta a todos, pero que todos somos ordenados o que le damos la misma importancia como para dedicarle el tiempo que necesita, eso ya es otra cosa. Y como cada cual decide lo que quiere hacer con su tiempo ahí no voy a plantear ninguna discusión. Pero, ¿y en el sexo? ¿Es importante ser ordenado? ¿Hay gente que lo es y otra que no? ¿Es eso importante?

Leer más...

Historias que vuelven

Publicado el Miércoles, 11 Enero 2017
Escrito por Amy LaBelle

Las historias que se quedan inacabadas, sin terminar, siempre vuelven. Siempre. Y existen muchas opciones para cerrar esos círculos, tantas como tipos de relaciones sin acabar hay. Muchas fueron amores de juventud, esos primeros sentimientos que nos tuvieron enredados en nuestra peor etapa: la adolescencia. Amores no correspondidos, platónicos, equivocados, o amores que terminaron mal porque no éramos capaces de gestionar nuestras emociones. Otras historias se han quedado estancadas en la edad adulta, por autocensuras, por distancias físicas reales, por condicionantes externos culturales o religiosos, o por miedo a que se convirtieran en algo tan importante que no pudiéramos controlar.

Leer más...