Si te espero desnuda

Publicado el Jueves, 30 Marzo 2017
Escrito por Amy LaBelle

No sé qué pensáis vosotros, a mi éste poema de Nuria Cifredo me estimula, y mucho. 

Me recuerda a esa espera en la que el tiempo se hace eterno, en la que sólo voy vestida con mis tacones, perfumada y nerviosa.  Deseando que llegue a casa y me encuentre así.  

O ese momento en el que veo a mi pareja desnuda, y me excito sólo con pensar en esos instantes que sólo él y yo hemos vivido y no puedo evitar acerarme y, como dice Nuria, acorralarle. 

Que disfrutéis del poema "Si te espero desnuda" tanto, o más, de lo que yo lo he hecho

 

.

Leer más...

Momentos románticos

Publicado el Miércoles, 22 Marzo 2017
Escrito por Amy LaBelle

Cuando pensamos en el romanticismo, siempre se nos vienen a la cabeza los mismos ejemplos: alguien que regala flores, una habitación con velas preparadas para un cálido encuentro, una persona que realiza un acto que nunca esperarías de ella,  y cosas de ese estilo. Sin embargo, existen otro montón de instantes especiales en la intimidad de dos personas, más inusuales pero que no por ello dejan de ser momentos románticos.

Leer más...

Amy y el deporte

Publicado el Jueves, 16 Marzo 2017
Escrito por Amy LaBelle

Yo soy la primera en apoyar el deporte y la vida sana. Estoy convencida de que practicarlo a menudo es lo mejor para que tu salud no se resienta al más mínimo catarro. Pero la realidad es que yo lo llevo mal. No me gusta nada salir a andar o a correr, y me aburre mortalmente hacer infinitos y solitarios largos en la piscina cubierta del barrio. Así que el tiempo que estuve apuntada al gimnasio, obligada por esta conciencia tan responsable que tengo, y pensando que sería más divertido que cualquier otro entrenamiento, decidí buscarme algún aliciente extra para que no me costase tanto salir de mi confortable apartamento.

Leer más...

Cuidados del cuerpo

Publicado el Miércoles, 08 Marzo 2017
Escrito por Amy LaBelle

Una de las mejores formas de cuidar la piel de la cara, tanto la de los hombres como la de las mujeres, es echando un buen polvo. Eso estará ya más que demostrado por los laboratorios dermatológicos de algún sitio importante seguro. Pero como yo soy más de pruebas cercanas, me gusta comprobarlo en la expresión de mis amigos.

Leer más...