El dorso de tu mano

Publicado el Miércoles, 26 Abril 2017
Escrito por Amy LaBelle

Os invito esta semana, como una vez al mes hago,  a leer un poema de Nuria Cifredo;  y es el titulado "El dorso de tu mano" el que he elegido esta vez.  

No os voy a comentar nada de él como en otras ocasiones hago.  Sólo os propongo que lo disfrutéis y que, según vuestras propias experiencias, saquéis lo que a cada uno de vosotros os transmite.  Yo ya hice mi propia interpretación. 

¡Gracias Nuria por tanto sentimiento expresado con tan pocas palabras! 

 

 

Leer más...

Amy se va de camping (II)

Publicado el Miércoles, 19 Abril 2017
Escrito por Amy LaBelle

Efectivamente ninguna de las cosas que me ha incomodado siempre de los campings había cambiado muchísimo desde que dejé de hacer este tipo de turismo en la adolescencia. No lo puedo evitar. Hay quien lo disfruta, pero mi cuerpo está hecho para otras situaciones más confortables. Pero como mi amiga Laura ya me había convencido para las vacaciones casi con la promesa de tener sexo seguro con su primo Ricardo, no me había podido negar.

Leer más...

Amy se va de camping (I)

Publicado el Jueves, 13 Abril 2017
Escrito por Amy LaBelle

Ya lo tenía todo listo: el saco, la manta, ropa cómoda y la justa, el repelente para los mosquitos, el bikini y unas latas de comida por si el súper estuviera cerrado o desbastecido. No es que yo haya sido nunca muy partidaria de los campings pero la oferta de Laura para las vacaciones de semana santa me parecía interesante. Su primo Ricardo estaba muy interesado en ir si yo iba, y yo, que ya le había echado el ojo hacía mucho, intuía una situación muy prometedora. Deseaba que mi sacrificio mereciera la pena, pues por alguna que otra experiencia similar anterior, los contactos íntimos dentro de una tienda de campaña son agotadores.

Leer más...

¿Cuánto duele el amor?

Publicado el Jueves, 06 Abril 2017
Escrito por Amy LaBelle

¡Ay cuanto nos duele a todos el amor! De todos es sabido lo doloroso que puede llegar a ser amar: ese desengaño cuando de repente descubres cómo es de verdad tu amado tan idealizado, o una infidelidad que nunca esperarías, o la distancia entre dos almas gemelas, tan difícil de sobrellevar en el día a día, o la terrible pérdida de esa persona especial… ¡Tanto y tanto que podemos llegar a sufrir por amor! Pero yo no voy a centrarme en esos dolores insalvables, tan personales y subjetivos sino en otros muchos más divertidos. Yo quiero incidir hoy en otro tipo de daños, en los físicos y que nos causamos exclusivamente por despiste y con humor a nosotros mismos.

Leer más...