Tus gemidos

Publicado el Viernes, 20 Noviembre 2015

Gemir.  Que sonido más maravilloso, sobre todo cuando se gime de placer.  Oír los gemidos de tu amante; aún mejor y más placentero.  Desearlos y recordarlos; estimulante y, a veces, hasta doloroso.

Lo que más me ha gustado de este poema de Nuria Cifredo, es cómo ha sido capaz de describir tan maravillosamente esa sensación de deseo y pérdida de la persona amada.  Y de una forma tan bonita y sencilla; simplemente evocando sus gemidos. 

  

"Tus gemidos"

por Nuria Cifredo 

Se escapan,

tus gemidos de placer huyen

por debajo de la puerta

y yo no puedo dejarlos ir,

no quiero dejarlos ir. 

 

Te provoco más y más

y la fuerza de tus suspiros abaten mis murallas,

las ansias de retenerlos

me hacen besarte con violencia.  

 

Se escapan tus gemidos

por el hueco de la ventana entreabierta

y corro desesperado tras ellos,

gritando, saltando,

lanzando mis manos al infinito

y mi pulso se acelera. 

 

Tus gemidos se oyen lejanos

y yo necesito apresarlos.

Se escapan como la última expiración

y nada puedo hacer por impedirlo. 

 

Quiero tus gemidos en mi boca,

en mis oídos,

entre mis manos,

en mi pelo,

entre mis piernas…

pero se han ido tus gemidos

y ya nunca los volveré a tener.

 

 

* Ilustración de Francisco Asencio

 

Accede a nuestra tienda on-line www.masalladelplacer.com y obtén un descuento del 5% en tu compra.  Usa el cupón número AL005.

 

PULSA Y ENTRA EN WWW.MASALLADELPLACER.COM